martes, 12 de julio de 2011

Poderosas proteínas naturales

La palabra proteína proviene del griego ‘proto’, que significa ‘el primero’ o ‘de primera importancia’. Son indispensables para la vida, las proteínas definen la identidad de cada ser vivo de este planeta y son la base de la estructura de nuestro código genético: el famoso ADN. Después del agua, la proteína constituye la porción más grande de nuestro peso corporal.

Son fundamentales para el crecimiento y el desarrollo, suministran energía al organismo. Forman músculos, ligamentos, tendones, órganos, glándulas, uñas, cabello y muchos fluidos corporales vitales, además de que son esenciales para el crecimiento de los huesos. Además también son proteínas las enzimas y las hormonas que catalizan y regulan todos los procesos corporales. Las proteínas ayudan a regular el nivel de agua en el organismo y a mantener un pH interno adecuado.

Las proteínas dentro de nuestro organismo, se convierten en aminoácidos.
Existen 20 aminoácidos distintos, de los cuales 9 son los llamados aminoácidos esenciales y deben estar siempre presentes en la dieta. La falta de alguno de estos aminoácidos esenciales puede dar lugar a diferentes tipos de desnutrición.

Aminoacidos esenciales: Histidina, isoleucina, leucina, lisina, metionina, fenilalanina, treonina, triptófano y valina.

Aminoacidos no esenciales: Alanina, arginina, asparagina, ácido aspártico, citrulina, cisteína, cistina, ácido gamma-aminobutírico, ácido glutámico, glutamina, glicina, ornitina, prolina, serina, taurina y tirosina.

Teniendo en cuenta la importancia de consumir proteínas que le proporcionen al organismo todos los aminoácidos que necesita, se considera que las proteínas pertenecen a dos grupos:

Proteínas de alto valor biológico o proteínas completas: Carne, pescado, aves, queso, huevos y leche normal y de soya.

Proteínas de bajo valor biológico o proteínas incompletas:
Leguminosas como frijoles, lentejas, garbanzos, habas, chicharos, además de cereales.

Hay una estrategia llamada “suplementación mutua”, en donde para no consumir solo proteína de alto valor biológico, se combinan, dos proteínas de bajo valor biológico y se convierte en una proteína de excelente calidad.

La combinación se hace entre:
Leguminosas: Frijoles, frijoles de soya, lentejas, garbanzos, habas, chicharos.
CON
Cereales: tortillas de maíz, trigo, arroz integral, semillas como nueces o almendras.
Ejemplo:
  • Arroz integral con frijoles
  • Arroz integral con lentejas
  • Tortilla de maíz con frijoles
  • Arroz integral con garbanzo
  •  Frijoles con trigo
  •  Masa de maíz con okara (para prepara tortillas)

Ahora sí, ya sabes como alimentarte con proteínas poderosas y muy nutritivas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada